Envíos a España y Portugal en 24-72hs / ¿Necesitas uniformes personalizados? ¡Contáctanos!


Estás en: Inicio Diseños Personalizados ¿Cómo combatir el frío en el trabajo? En Norvil te damos los mejores consejos

28.10.2021

¿Cómo combatir el frío en el trabajo? En Norvil te damos los mejores consejos

Son muchos los trabajos que conllevan una exposición al frío que en ocasiones puede alcanzar grados bajo cero en interiores o en exteriores.

¿Cómo combatir el frío en el trabajo? Esta pregunta se la hace el personal de industrias del frío que están en contacto con cámaras frigoríficas y almacenes fríos (empresas cárnicas, pescaderías…), pero también otros trabajos como azafatos o botones.

En este último tipo de empleos, además de la protección ante las bajas temperaturas, se requiere una buena presencia. Por eso es muy importante que vistan ropa elegante pero que resguarde del frío.

La reacción de nuestro cuerpo ante el frío

Los alimentos que ingerimos y el oxígeno que respiramos forman compuestos bioquímicos que se encargan de aportarnos energía calorífica, lo cual nos mantiene en una temperatura corporal constante que se sitúa en torno a los 37 grados. Cifra que nos ayuda a preservar la salud y a tener la energía mental y física suficiente para afrontar las actividades diarias, al margen del ambiente.

Pero cuando trabajamos en entornos fríos, nuestro cuerpo intercambia el calor con el entorno, nuestra temperatura desciende, desencadenando lo que se conoce como “estrés por frío”, y por eso tendemos a quedarnos fríos. Para contrarrestar esta pérdida, se activan diversos mecanismos que aumentan la producción calorífica interna. Uno de ellos es la tiritera (temblor del cuerpo que pretende compensar la pérdida de calor), y otro, la vasoconstricción (los vasos sanguíneos se contraen y el flujo sanguíneo que llega a la superficie del cuerpo disminuye, dificultando la disipación de calor).

Riesgos asociados

La exposición prolongada al frío supone un riesgo para la salud que puede desencadenar varios problemas:

  • Incomodidad 
  • Deterioro o incapacidad para desarrollar las tareas físicas o manuales con normalidad
  • Congelación de extremidades (manos, nariz, mejillas…)
  • Eritemas
  • Sabañones
  • Hipotermia
     

¿Cómo combatir el frío en el trabajo?
Si vas a trabajar en entornos fríos, puedes seguir los consejos que enunciamos a continuación:

  • Realizar descansos y recuperaciones en lugares cálidos. 
  • No permanecer estáticos todo el rato; por ejemplo, haciendo algo de actividad cada cierto tiempo para no pasar tanto frío. Una actividad muy útil, especialmente si no sabes cómo calentar los pies fríos en el trabajo.
  • Proteger las extremidades (cabeza, cuello, manos, pies) con guantes, gorros, calzado apropiado, calcetines… 
  • Respirar por la nariz: las fosas nasales calientan el aire y así llega menos frío a los pulmones.
  • Llevar un estilo de vida saludable, siguiendo una dieta sana y equilibrada acorde a las necesidades energéticas requeridas.
  • Tomar bebidas calientes (sopas, guisos, caldos…) que aumenten la temperatura del organismo y conserven el calor del cuerpo.
  • Lo más importante: utilizar ropa de trabajo para ambientes fríos, preferiblemente en capas.
     

Ropa de trabajo para el invierno

La ropa tiene la misión de protegernos del exterior, pero la ropa del trabajo para el frío está diseñada para proteger al trabajador de las condiciones ambientales, permitiéndole realizar movimientos fluidos sin renunciar al confort y a la transpirabilidad.
Este tipo de vestimenta se define en función de diferentes propiedades:

  • resistencia y aislamiento térmico.
  • aislamiento del aire.
  • impermeabilidad.


Además de elegir la ropa laboral contra el frío adecuada es lo más importante para controlar la pérdida de calor corporal y equilibrar los cambios termohigrométricos del ambiente, es importante vestir por capas por varios motivos: 

  • Mantiene el calor.
  • La podemos cambiar si se humedece por lluvia o sudor.
  • Si hace calor, la podemos quitar.
  • La capa más próxima al cuerpo debe ser aislante para mantener a la humedad alejada y dejar la piel seca.

 

Dentro de la ropa para trabajar a bajas temperaturas, la normativa vigente diferencia entre: por un lado, entornos de trabajo de hasta -5ºC, y, por otro, entornos inferiores a dicha temperatura, que necesitan un mayor nivel de protección.

  • Ropa de trabajo para ambientes fríos. Las características para este tipo de vestimenta están recogidas en la norma UNE-EN 14058:2017, la cual se centra solamente en prendas laborales de abrigo simples.
  • La ropa de trabajo para frío extremo es cuando la temperatura del entorno es inferior a los -5ºC. En este caso, las características están reguladas por la norma UNE-EN 342:2004.


¿Quieres saber cómo combatir el frío en el trabajo? En Norvil encontrarás prendas laborales de abrigo y ropa laboral de invierno como estos abrigos elegantes que aportan distinción y profesionalidad a cualquier uniforme de trabajo. Asimismo, esperamos que estos consejos te ayuden a protegerte del frío en el puesto de trabajo. No obstante, si tienes alguna duda, ponte en contacto con nosotros. ¡Estaremos encantados de ayudarte!

null