Estás en: Inicio Noticias La importancia del vestuario laboral para mejorar la ergonomía

25.04.2019

La importancia del vestuario laboral para mejorar la ergonomía

Cuando hablamos de vestuario laboral no nos podemos olvidar de una parte fundamental como es su adaptación al puesto de trabajo. Y es que no se trata de un simple uniforme con un diseño original, sino que también debe ayudar al trabajador a desempeñar sus funciones de la manera más cómoda y funcional posible.

Ante de adentrarnos en la importancia del vestuario laboral en el puesto de trabajo, vamos a realizar un breve recordatorio de lo que es la ergonomía. Este término se utiliza para hablar de una disciplina que intenta adaptar las herramientas, tareas y el lugar de trabajo con las características de los trabajadores. Esto quiere decir que, en la medida de lo posible, se debería adaptar a cada trabajador.

Su fin último consiste en reducir los riesgos y enfermedades laborales, y en maximizar el bienestar del trabajador.

¿Qué entendemos por vestuario laboral ergonómico?

Una vez que nos ha quedado claro qué es la ergonomía, vamos a pasar a aplicarlo al vestuario laboral. Para que una prenda se considere ergonómica debe adaptarse a los movimientos que vaya a realizar el trabajador en su puesto, además debe aportar confort y seguridad, lo que se traduce en una prenda que regule la temperatura o la sensación térmica, que se ajuste al trabajador proporcionándole seguridad mientras realiza las labores diarias de su puesto de trabajo.

Una prenda ergonómica favorece al trabajador y a la empresa en tres puntos clave:

  1. Protección ante los riesgos derivados del puesto a desempeñar.
  2. Favorece la productividad ya que el trabajador al estar más cómodo en su puesto es más eficiente.
  3. Garantizan la higiene y la limpieza.

¿Cómo diferenciar nuestro vestuario laboral de la competencia?

Cada una de las prendas confeccionadas en Norvil han sido diseñadas para cumplir con una serie de requisitos (técnicos, ergonómicos y estéticos) y estándares de calidad.

  1. Los principios de ergonomía del puesto de trabajo. La prenda debe adaptarse a los movimientos aportando confort al trabajador en todo momento.
  2. Los estándares de calidad y técnicos como la facilidad de mantenimiento y conservación de la prenda, la limpieza y si cumple eficientemente con las funciones para las que fue confeccionada.
  3. Un diseño exclusivo que se ajusta a las necesidades de cada cliente. Además de estar a la última en diseños, texturas y tejidos, también tenemos en cuenta los gustos y necesidades de cada cliente para ofrecerle la solución más acorde a sus necesidades.

Una vez llegados a este punto no nos queda más que invitarte a visitar nuestra web y a solicitar toda la información que necesites. Estaremos encantados de poder ayudar a tu negocio a que encuentre las prendas más adecuadas tanto a nivel técnico como de diseño.