Envíos a España y Portugal en 24-72hs / ¿Necesitas uniformes personalizados? ¡Contáctanos!

Estás en: Inicio Diseños Personalizados Tejidos para prendas laborales y sus características

29.07.2021

Tejidos para prendas laborales y sus características

A la hora de elegir una indumentaria específica para trabajar es importante detenernos a considerar cuáles son los tejidos más adecuados para las prendas laborales en función de la actividad profesional a realizar.

Descubre los mejores tejidos de origen vegetal, animal o sintético para tu vestuario laboral y corporativo.

Del mismo modo que las necesidades cotidianas de un chef no son las mismas que las de una enfermera o un operario de industria, las prendas que conforman su uniforme varían entre sí tanto desde el punto de vista del diseño como en relación a la composición de la tela elegida.

El tejido con el que esté confeccionada una prenda marcará la diferencia entre una y otra. Una chaqueta de algodón ofrecerá posibilidades diferentes a las de una de cuero u otra de lino. El acabado final y el tejido son claves a la hora de definir la función de la indumentaria profesional. 


Tejidos para ropa laboral de origen vegetal

➡️ Algodón

Se trata de una de las fibras vegetales más conocidas dada su versatilidad a la hora de confeccionar prenda. Las características y la facilidad en los cuidados del algodón hacen que este sea toda una referencia en el sector textil. Los hilos que dan forma a la ropa provienen de unas fibras suaves y esponjosas que se originan alrededor de las semillas de la planta de algodón y cuya principal característica es que absorbe rápidamente la humedad. Este tejido se utiliza tanto en bruto como mezclado con otros como el poliéster. 

Para hacernos una idea, la mayor parte de los uniformes laborales y corporativos que no requieran de una protección específica, están elaborados en algodón y poliéster.

➡️ Lino

El tallo de la planta del lino destaca por ofrecer unas fibras suaves y muy flexibles, lo que hace que este tejido se utilice para la confección de prendas más exclusivas y dirigidas a menudo a un ámbito más específico. De ahí que, a la hora de pensar en indumentaria laboral, este tejido rara vez se utilice para elaborar ropa de trabajo, a no ser que se trate de un sector asociado al lujo.

➡️ Kapoc

El Kapoc es un tejido que procede de un árbol cuyos frutos contienen fibras suaves, ligeras y sedosas que parecen algodón. Esta planta no necesita fertilizantes ni riego para ser cultivada, lo que la convierte en un material totalmente ecológico. Las fibras de Kapok tienen una densidad muy baja, lo que significa que pueden atrapar mucho aire para un excelente almacenamiento de calor. Por todas estas razones, este tejido se considera una de las fibras naturales más ligeras que hay.

A pesar de que no puede hilarse por sí solo, se combina fácilmente con otras fibras como el algodón o el poliéster reciclado. Así, una prenda laboral de Kapok garantiza una buena transpirabilidad y un buen aislamiento debido a su núcleo hueco. Las fibras sintéticas hacen que el producto final sea fácil de lavar, fácil de mantener y de secado rápido.

➡️ Tencel

Es una fibra celulósica que se produce a partir de la pulpa de la madera del eucalipto. Absorbe la humedad relativa en función de la temperatura de la piel, asegurando siempre la comodidad de quien la viste Es excepcionalmente suave y perfecta para las personas de piel sensible. Se puede lavar a máquina.

Se trata, además, de una fibra muy sostenible ya que está hecha sólo con una sustancia química natural, que se reutiliza constantemente, lo que minimiza el impacto sobre el medio ambiente. Además, el uso de agua que se requiere es mínimo. La tela fabricada a partir de fibras cortas de Tencel es similar al algodón, con el beneficio de que ni se arruga ni se encoge, ideal para uniformes siempre perfectos.

➡️ Viscosa / Rayón

Este tejido está a caballo entre las fibras naturales y las sintéticas, pues se obtiene a partir de la pulpa de la madera o del algodón y luego debe sufrir varias transformaciones químicas, para convertirse en lo que conocemos como viscosa/rayón.

Es considerada la seda artificial y cada vez más se usa en tejidos de moda y ahora también en uniformidad por el tacto suave y la sensación de confort que proporciona a la persona que la viste. Al tratarse de un material muy transpirable, es ideal para climas húmedos y calurosos.

Tejidos de origen sintético para vestuario laboral

➡️ Poliéster

Es un tipo de resina plástica que se obtiene a partir de compuestos químicos derivados del petróleo. Aunque se trata de una de las fibras más utilizadas en la confección de uniformes debido a su rentabilidad económica y su fácil mantenimiento, su proceso de elaboración compromete más al medioambiente que la producción de algodón o lino.

Admite altas temperaturas de lavado y permite una muy buena solidez de los colores. Habitualmente se utiliza mezclado con otras fibras naturales, aunque también se puede utilizar en uniformidad con tejidos de 100% poliéster.

➡️ Nylon 

Al igual que sucede con el poliéster, el nylon es una fibra sintética derivada del petróleo. Igualmente, es un tejido muy recurrente en moda debido a sus propiedades elásticas y por ello se emplea en la fabricación de medias, cremalleras y, en general, todos aquellos tejidos que demanden resistencia.

Tejidos de origen animal

➡️ Seda

Se trata de un tejido producido por los gusanos de la especie Bombyx Mori o más comúnmente conocidos como “gusanos de la seda”. Hoy en día, la seda es uno de los materiales más completos de la naturaleza: es estéril, ligero y casi invisible. Es cinco veces más resistente que el acero e incluso más que el kevlar (una poliamina sintética que se utiliza en los chalecos antibalas).

Tiene además una elasticidad superior a la del nylon y a la mayoría de los materiales plásticos actuales (puede llegar a estirarse hasta un 140% de su longitud sin romperse). Si a todo ello le sumamos que se trata de un material biocompatible, estamos ante uno de los tejidos idóneos para confeccionar distintas prendas.

➡️ Ante

Es un tejido textil de origen natural procedente de la parte interna de la piel del animal, habitualmente cordero, cerdo, cabra o ternero. Dentro de sus características destacan la suavidad, la ductilidad y la delgadez, propiedades que lo convierten en un excelente aliado tanto para la industria de la moda como para el sector del calzado.

➡️ Cuero 

Aunque a menudo hay quien lo confunde con el ante debido a que procede también de una fuente animal, la principal diferencia entre ambos reside en que el cuero es la piel del animal curtida y tratada previamente. Así, mientras el cuero se utiliza para la fabricación de cinturones, zapatos, cazadoras, bolsos o carteras, el uso del ante es algo más limitado dado que se trata de un tejido más delicado, delgado y menos resistente.

➡️ Lana

Por último, la lana es otro de los tejidos naturales y de origen animal más utilizados en la industria textil. Procedente del pelo de animales ovinos como las ovejas, las cabras o las llamas, el hilo de lana es utilizado posteriormente para tejer y confeccionar prendas tales como guantes, calcetines, mantas o jerséis.

En el ámbito laboral, la lana es un excelente aliado a la hora de formar parte de la confección de prendas térmicas, así como para confeccionar nuestros trajes Travel, ideales para los uniformes de cualquier equipo comercial del sector servicios o restauración.  

null

Conocer el origen de los tejidos que dan forma a las prendas que lucimos en nuestro día a día no sólo nos ayuda a comprender los procesos productivos que hay detrás de la ropa que vestimos, sino también es útil a la hora de ver qué indumentaria es necesaria según la actividad profesional a desarrollar. 

Para desempeñar de manera eficiente nuestro día a día a nivel laboral es básico que tengamos acceso a tejidos textiles para ropa de trabajo que nos faciliten la labor profesional sin perder de vista la confortabilidad y los criterios de seguridad y salud en el trabajo.